NACIONAL

¡CARACAZO! 28 años después


---
Venezuela recuerda este 27 de febrero como la fecha que marcó el inicio del sacudón que conmocionó al país por más de 10 días, en una espiral de violencia que causó la muerte de alrededor de 300 personas y la desaparición de otras 3000, además de daños a la propiedad privada y de manera especial a cientos de comercios en todo el territorio nacional.
Fue el 27 de febrero del año 1989 cuando se desató en Guarenas una ola de protestas violentas que durante el día se extendió en varias ciudades del país, tal como Caracas, Valencia, Mérida y Barquisimeto, y que finalmente desbordó en saqueos y enfrentamientos entre civiles y las fuerzas policiales y militares, dejando una cifra de muertos y desaparecidos aún no confirmados oficialmente.

El entonces presidente, Carlos Andrés Pérez, había alcanzado los máximos niveles de descontento social en las poblaciones más populares y con menos recursos económicos del país, luego de aplicar una serie de medidas económicas que afectaban a este grupo social. La pobreza, que cada vez se hacía más evidente en los hogares de los venezolanos que habitaban en las zonas que se encontraban al margen de la ciudad capitalina, como Catia, El Valle, Antímano y La Pastora, por mencionar algunas, aunada al aumento de la gasolina, liberación de costos en los productos y eliminación de la tasa de cambio preferencial, fueron algunos de los principales detonantes de este suceso que sacudió al país entero por nueve días consecutivos.

Se trataba de un hecho aparentemente aislado, pero que estaba vinculado a la situación económica imperante para aquel momento en el país, durante la presidencia de Carlos Andrés Pérez, cuando los recursos del Estado descendieron de una manera drástica precisamente después de haber disfrutado el país de la bonanza petrolera de los años 70, y la población comenzó a sufrir los efectos de una progresiva recaudación de impuestos, acompañada de una devaluación de la moneda en 1983.
..
..

Cifras

Muertes: Según la cuestionada cifra oficial emanada por el gobierno de Carlos Andrés Pérez, los sucesos de febrero y marzo de 1989 dejaron un saldo de 276 muertos, numerosos lesionados, varios desaparecidos y cuantiosas pérdidas materiales. Sin embargo, estos números de víctimas quedaron desvirtuados por la posterior aparición de fosas comunes como La Peste, a consecuencia de una solicitud a los tribunales de Enrique Ochoa Antich a la sazón Coordinador General del Comité de Familiares de las Víctimas, en el Cementerio General del Sur, donde aparecieron otros 68 cuerpos sin identificar, fuera de la lista oficial. “Nunca pudo conocerse la cifra exacta de civiles muertos en estos sucesos”, según se cita en el portal del Comité de Familiares de las Víctimas (Cofavic), de los sucesos ocurridos entre el 27 de febrero y los primeros días de marzo de 1989. En esta organización no gubernamental sólo se reunieron 42 familiares de fallecidos y desaparecidos y otras tres víctimas que quedaron incapacitadas, no obstante, la cantidad de civiles masacrados el 27 de febrero y los días posteriores es difícil de calcular. De hecho, se habla de entre 2.000 y más de 3.500 personas asesinadas, aunque el entonces ministro Italo del Valle Alliegro contaba poco más de 300. 

En el libro Desaparición Forzada, sus autores, Yahvé Álvarez y Oscar Battaglini, señalan que las acciones por parte del gobierno de Carlos Andrés Pérez el 27 de febrero alcanzan proporciones que las acercan al más brutal genocidio de la historia venezolana. Un fallo de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, 10 años después de la masacre al pueblo venezolano, ordenó al Estado venezolano indemnizar a los familiares de 45 personas asesinadas durante la revuelta social, todas representadas por Cofavic.

Todavía no se conoce el número exacto de muertos, heridos y desaparecidos en esos día de febrero y marzo de 1989. Aunque los hechos ocurrieron mucho antes de su mandato, el Gobierno del presidente Hugo Chávez reconoció la responsabilidad del Estado venezolano y en el año 2006, a través de su Ministerio de Interior y Justicia, anunció mecanismos para indemnizar también a las víctimas que no tuvieron acceso a la Corte Interamericana.

Pérdidas Materiales: Negocios asegurados en Caracas: Bs. 3.073.862.416,03. Negocios no asegurados en Caracas: Se estiman más de 3 mil millones de Bolívares.

Locales Saqueados en Caracas: 900 Bodegas, 131 Abastos, 95 Ferreterías, 62 Papelerías, 850 Negocios de Mercancía en General. En la Pastora sólo quedó en pie el Abasto "El Guanábano", gracias a la protección de la Catequista "Alicia de Luis Ramos" y su hijo "Juan Miguel Luis Ramos"

Incendios en Caracas: 154


Únete a nuestro canal oficial de Telegram aquí https://telegram.me/notibolivar
---
SMS

Somos Noti Bolivar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.