GOBIERNO

NICOLAS MADURO insiste en demandas contra referéndum revocatorio




El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se dijo este martes dispuesto a buscar un diálogo con la oposición, a la que invitó a elegir sus representantes en este escenario, e insistió en las acciones emprendidas por el chavismo contra las firmas entregadas por sus detractores para promover un referéndum.
Sobre el referendo le preguntó a los asistentes si estaban informados de las 600.000 firmas depuradas por el poder electoral del paquete de 1,8 millones presentado por la oposición para apoyar ese mecanismo, y las calificó de "irregulares e ilegales".

"Ya actuamos ante el Tribunal Supremo de Justicia y vamos a iniciar un juicio porque tienen que ir a la cárcel aquellos que le falsificaron la firma a los muertos y a los vivos", dijo sobre la demanda presentada por el chavismo contra ese proceso.

Maduro defendió que los referendos "son opciones posibles" no "obligación" y cuestionó a "algunos presidentes de la derecha", "muy desprestigiados", que han salido a apoyar este instrumento.

"Ningún Gobierno del mundo va a venir a imponérnoslo aquí, a menos que lleguemos a un acuerdo en la OEA, ¿les parece? Firmemos un acuerdo y todo el mundo en América, empezando por EE.UU., Argentina, Brasil, Paraguay, etcétera, colocan en su Constitución ya el referendo revocatorio como un derecho de los pueblos", señaló luego en su programa de radio y televisión "En Contacto con Maduro".


Pero la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció que el Gobierno pretende utilizar al Tribunal Supremo "para anular o frenar el proceso revocatorio" que intenta impulsar para recortar el mandato de Maduro.

"Si utilizan al TSJ para anular o frenar el proceso revocatorio, Venezuela sale definitivamente del ámbito de la ley y de la Constitución y entra en una zona de turbulencia extremadamente peligrosa", advirtió el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, en una rueda de prensa.

Torrealba aseguró que "este es el plan B del oficialismo", en alusión a la demanda con amparo cautelar presentada ayer por el jefe de la comisión presidencial para verificar las firmas para el referendo, Jorge Rodríguez, basada en las 605.727 rúbricas excluidas por el Poder Electoral, y que el chavismo califica como "gigantesco fraude a la ley".

"El plan A era parar el revocatorio en el CNE (Consejo Nacional Electoral), no lo pudieron lograr, se impuso la fuerza del pueblo, se impuso la firmeza de los venezolanos. Pero el plan B de ellos es judicializar el proceso para utilizar al TSJ como guarimba (barricada) judicial", agregó.
Coninformación de EFE

SMS

Somos Noti Bolivar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.